En la eternidad no existe el soborno

Salmos 139:16 “Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas”.

Juan 8:32. “Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”.

Todo lo que nos ocurre está ligado a vivir en legalidad o ilegalidad, vivir en legalidad eterna es andar en esta vida con un entendimiento claro y preciso de que no existe soborno en el mundo espiritual, y que es determinante para nosotros y para nuestras generaciones entender que todas las leyes que dominan el universo son superiores, benditas y eternas. (Isaías 25:1) Jehová, tu ere mi Dios; te exaltare,  alabaré tu nombre, porque has hecho maravillas; tus consejos antiguos son verdad y firmeza.

Unámonos, para juntos vivir en el poder de la legalidad eterna, y así evitar maldiciones y cárceles espirituales. Muchos desgastes y frustraciones que vivimos, están ligados a la ignorancia de la santa operatividad de estas leyes eternas y por la ignorancia, las consecuencias fueron nefastas. Llegó la hora de entender que hay asuntos verdaderos con los que no se puede jugar. Practicar la ilegalidad es asegurar un mundo doloroso y que muchas veces las consecuencias no son solo personales, sino también generacionales. Por el hecho de nosotros haber crecido en cultura de ilegalidad en medio de los sobornos, mentiras en los hogares, en las escuelas, en las calles, con nuestra familia, entre hermanos, en los matrimonios y en nuestra vida misma, antes de la fe no fingida en Jesús, todo se construyó en el engaño, esto es realmente muy duro. Esto es un reto al nuevo nacimiento, cuando venimos a Cristo, porque se puede asistir a las iglesias y vivir en ilegalidad, practicando las mismas costumbres de la vida sin Dios, todo por la costumbre de la Cultura en que crecimos.

Es necesario que nos expongamos a la verdad, son años de andar en tinieblas cometiendo errores, tales violaciones a las leyes divinas las hemos practicado en muchas áreas como la no sujeción a las autoridades, con las finanzas, con nuestros padres, con las autoridades, con el dinero, en los matrimonios, con los hijos, y el más importante con la falta de respeto a nuestro Dios, deshonrando su nombre. Vivir violando leyes, es prepararse para experimentar infinitas maldiciones en cada área en que hemos fallado. No olvidemos que en este ámbito no hay sentimientos, las consecuencias siempre se darán y usted no decide cuando llora, porque usted lo hizo cuando tocó lo intocable.

En las ideas de Dios para nosotros nunca ha estado la ruina ni el estancamiento, Dios siempre quiere conforme a su libro eterno, el bien para con nosotros, Dios tiene pensamientos de expansión y de bendición para los que entienden legalidad.

Declaro vienen  días gloriosos  veremos un oleaje de personas salvadas, sino también muchas de las cosas con las que hemos  estado batallando en nuestras  vidas también serán vencidas, y eso pasará en la vida década hermano /a comprometido en legalidad divina, porque entendemos que en la eternidad no existe soborno, y la única manera de disfrutar plenamente de los que Dios hace y seguirá haciendo con nuestras  vidas es sujetarnos completamente a la legalidad eterna.

Gracias al  Señor por la bendición que vienen, cierre sus ojos y dele gracias a Dios porque será protagonista del mayor desatar de la Gloria expresada en grandes multitudes; mire los estadios llenos de personas adorando y alabando a nuestro Dios, porque  vienen tiempos de bendiciones  financiera, familiar, de trabajo, expansión de Dios viene a sus vidas y la luz del evangelio les resplandece caminando en legalidad.

PORQUE AYUDA VIENE TODO LOS DÍAS, TODO LOS DÍAS AYUDA VIENE.

 

AUTOR:

APÓSTOL ABEL RODRIGUEZ

 

 

Dele Me Gusta y Comparta este Artículo. Gracias : :
Email
Twitter
Visit Us
YouTube
Instagram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *